26.7.12

Libertad Enjaulada





Como un pájaro enjaulado.
Así se siente mi alma, ávida de acontecimientos sorprendentes, de aventuras descabelladas. Ansiosa por saltar, gritar, volar, soñar...
Atrapada contra finos barrotes de oro y brillantes, en un cuerpo que se le antoja ajeno. Distante y lejana y a la vez tan real, tan dolorosamente real...
Llora a través de mis lágrimas, grita con mi voz, se duele en mi cuerpo... pero no se siente identificada con él. Se siente libre, sin límites, sin cortapisas... como el viento, como la brisa, como una nube que se disipa para más tarde, más allá del horizonte, volver a tomar forma.
Como un cielo plagado de estrellas ocultas por el sol o poderosas bajo la suave luz de la luna.
Pero se siente enclaustrada contra su voluntad, contra su naturaleza. Obligada a marchar a un paso lento, demasiado lento.
Si pudiera escapar, aunque sólo fuera un instante, como un niño durante el recreo, a su aire, sin obstáculos, sin restricciones, ni hora de llegada. Si pudiera volar alto, muy alto y tan lejos que perdiera de vista sus ataduras. Si pudiera realizar sus sueños y soñar con otros nuevos, la vida sería más amable y más fácil de vivir. Simplemente sería Vida.



2 comentarios:

Junior Madrid dijo...

Desde hace unos días me siento como un niño en el recreo. He cerrado mi blog, he dejado a trás los fantasmas del pasado y las mentiras que escribía para hacerme sentir bien. Debo ser fuerte y asumir la realidad: dura y trágica, pero todo cambiará. Me siento libre y no debo enamorarme de mi sueños.
Besos.

Iset ceel dijo...

Me alegra saber que te sientes libre, creo que es una de las mejores sensaciones que se pueden tener. Enhorabuena por el valor de enfrentarte a la realidad, hay que ser fuerte para ello. Yo lo intento, aunque hay muchos momentos en los que la realidad me supera, pero no me daré por vencida, seguiré al pie del cañón, por si en algún momento consigo ganar la batalla, quién sabe, yo creo que es posible.
Besos y ánimo, puedes conseguirlo!!